Menu

De Portbou a Lloret: 5 playas nudistas de la Costa Brava

Playas nudistas de la Costa Brava

La crisis sanitaria actual nos obliga a quedarnos en casa, vamos a aprovecharlo y a hacer un viaje digital para imaginar nuestro próximo viaje real. La Costa Brava es el lugar perfecto para hacerlo, por esto os animamos a seguir leyendo y a descubrir con nosotros 5 playas nudistas de la Costa Brava, más allá de la nudista Cala Estrecha, a 3 km del Camping:

Playa del Pi (Portbou): una playa de piedras, recogida y situada en un entorno natural precioso entre pinos y acantilados. Es muy tranquila y suele estar frecuentada por parejas y nudistas. Se puede acceder a pie, a través del camino de ronda que va de Portbou a Llançà, pasando por la playa de Les Tres Platgetes. Cabe destacar que durante los días más claros se ve el puerto de Portbou en la lejanía y que es perfecta para fondear y realizar actividades acuáticas.

→ Muy cerca se encuentran los bunkers de frontera, construidos durante la II República para evitar un ataque desde el norte por parte de las tropas italianas y alemanas. Posteriormente el régimen de Franco construyó una segunda línea. Las estructuras se pueden ver en Portbou y en la playa de Les Tres Platgetes, entre otros puntos más elevados.

Playa de la Illa Roja (Begur): es una de las playas nudistas más populares en la Costa Brava, con gran fama internacional. Sin embargo, es bastante tranquila, de arena fina y muy cuidada. Está presidida por un islote de color rojizo que es el que le da nombre. Se puede acceder a pie, bajando por unas escaleras. Al lado pasa el camino de ronda que une la Playa del Racó con la Playa de Sa Riera.

→ Haz doblete, remojada en la playa y visita a Begur. Con un castillo medieval que preside el municipio, también es interesante conocer las numerosas casas indianas, las torres de defensa del siglo XVI o la iglesia.

Cala del Senyor Ramon (Sant Feliu de Guíxols): situada a 11km de la población de Sant Feliu de Guíxols, su ubicación da exclusividad a aquellos que la visitan. Se encuentra en medio de un paraje natural precioso, entre acantilados y vegetación de costa. La arena gruesa la convierte en óptima para fondear. La mejor forma de llegar es por la carretera que va de Tossa de Mar a Sant Feliu de Guíxols.

→ Ya que nos encontramos cerca de Sant Feliu de Guíxols, ¿por qué no visitar el conjunto arquitectónico del monasterio benedictino? Sus orígenes se remontan al siglo X y se conoce que se edificó sobre unas estructuras de época romana. Actualmente acoge el Espacio Carmen Thyssen, un centro de arte de referencia en la Costa Brava con exposiciones temporales que muestran obras de reconocidos artistas.

Playa de Vallpresona (Santa Cristina de Aro): completamente virgen, es el lugar perfecto si se quiere huir de las aglomeraciones y se busca intimidad. Para acceder a ella, llegados al punto de carretera que señaliza la playa, se puede aparcar el coche en el arcén y recorrer el camino señalizado (unos 10 minutos a pie). A lo largo de éste, se atraviesa un pequeño bosque frondoso por el que transcurre un torrente que recoge las aguas de una fuente natural que acaba desembocando en la parte posterior de la playa.

→ Si te decides por la Playa de Vallpresona te recomendamos la visita a Tossa de Mar: subir al castillo, caminar por el paseo marítimo, descubrir el casco antiguo y sus encantos, visitar el antiguo faro y disfrutar de sus increíbles vistas.

Cala Sa Boadella (Lloret de Mar): accesible a través de un pinar, es prácticamente la única playa virgen de Lloret de Mar. De aguas cristalinas y arena fina, es ideal para pasar el día en familia y para practicar actividades acuáticas. La zona autorizada para la práctica del nudismo es la parte más alejada del camino de acceso. Cuenta con el distintivo de bandera azul.

→ Complementa tu día de playa con una visita a los Jardines de Santa Clotilde, encargados por el marqués de Roviralta en 1919 al joven paisajista y arquitecto, Nicolau Rubió i Tudurí. Situados encima de un acantilado con vistas al mar, el marco que los rodea crea una sensación única entre una cuidada vegetación propia de la cuenca del Mediterráneo.

La ubicación del Camping Relax-Nat es perfecta para conocer algunas de estas playas nudistas de la Costa Brava y también los puntos de interés que hemos ido indicando. Sea en familia, en pareja o de forma individual, nuestras parcelas, bungalows y mobile home, están perfectamente acondicionados para hacer más cómoda vuestra estancia. Asimismo, las instalaciones y servicios que ofrecemos completarán la mejor experiencia en este camping nudista de la Costa Brava. Sin duda, el mejor lugar para sentirse libre.